Queremos conocerte mejor

    y estos datos nos ayudarán

    Sí, he leído y acepto la política de privacidad
    Sí, acepto recibir novedades de Pisto

      Queremos conocerte mejor
      Paso 1/2

      Queremos conocerte mejor
      Paso 2/2
      Sí, he leído y acepto la política de privacidad
      Sí, acepto recibir novedades de Pisto

      [contact-form-7 404 "No encontrado"]

        Sí, he leído y acepto la política de privacidad
        Sí, acepto recibir novedades de Pisto

        plan-de-contenidos-empresa

        En el vertiginoso mundo del marketing digital, la creación y ejecución de un sólido plan de contenidos se ha convertido en una herramienta indispensable para las empresas que buscan destacar, diferenciarse y conectar con su audiencia a otro nivel. Contenido original, auténtico y bien orientado a las necesidades de tu negocio y a lo que tus clientes potenciales están buscando.

        En este artículo, exploraremos qué es un plan de contenidos, cómo diseñar uno efectivo y por qué su implementación es crucial para el éxito de tu empresa. ¡Toma nota!

        ¿Qué es un plan de contenidos?

        Un plan de contenidos es una estrategia estructurada que define la creación, distribución y gestión de contenido multi formato relevante y valioso para una audiencia específica. Este contenido puede adoptar diversas formas, como blogs, vídeos, infografías, fotografías, etc. La esencia de un plan de contenidos radica en aportar información útil y atractiva que conquiste y entretenga a tu audiencia objetivo. Pero lo más importante es plantear todo este contenido en base a una estrategia útil para alcanzar tus objetivos empresariales.

        ¿Cómo diseñar un plan de contenidos realmente efectivo?

        A continuación, desarrollaremos un sencillo paso a paso que te dará luz y orden en el proceso de crear tu plan de contenidos.

        1.       Analiza tu punto de partida

        Antes de establecer objetivos, debemos conocer de qué punto partimos. En qué momento está nuestro negocio, pero también todo lo que nos rodea: competencia, oportunidades, carencias… Hacer un análisis DAFO será de gran ayuda para tener una visión completa de que potenciar y de qué debemos huir.

        2.       Establece objetivos de marketing

        Estos objetivos deben en ir en consonancia con los objetivos de tu negocio. Establece objetivos reales y medibles. Para hacerlos más precisos puedes recurrir a la regla SMART, que te ayudará a crear objetivos Específicos (Specific), Medibles (Measurable), Alcanzables (Achievable), Realistas (Realistic) y limitados en el Tiempo (Time-bound).

        Lo recomendable es listar entre 3 y 5 objetivos, puedes incluso asociarlos a herramientas de marketing con las que suelas trabajas, por ejemplo:

        –          Aumentar mi lista de suscriptores un 15% en el primer trimestre del año.

        –          Conseguir 5k de seguidores en Instagram antes de junio de 2024.

        –          Aumentar el alcance de mi contenido un 10% en el primer semestre del año.

        3.       Define tu público objetivo

        Define al menos 3 perfiles de público objetivo al que te quieres dirigir. Lo ideal es delimitar al máximo estos perfiles para crear contenido muy certero que se acerque a lo que buscan. Empieza delimitando edad, sexo, localización, intereses… Un ejemplo de nuestro público objetivo delimitado, también conocido como buyer persona, podría ser este:

        –          Manuel Pérez: 40-55 años. Director de gran empresa. Ubicado en Madrid y Toledo Intereses en economía, marketing, desarrollo de negocio.

        4.       Delimita tus canales

        ¡Cuidado con el síndrome del perejil! No quieras estar en todas las salsas. Y es que, elegir bien tus canales es fundamental para enfocar el contenido en cada uno de los canales. Por ejemplo:

        • Meta (Facebook, Instagram y Whatsapp): generación de contenido y tráfico a web.
        • X: creación de comunidad.
        • LinkedIn: comunidad profesional, tráfico a web y potencia de marca.
        • Blog: tráfico a web.
        • Mailing: fidelización y tráfico a web.

        5.       Establece una frecuencia de publicación

        Lo más importante en este punto es establecer una frecuencia de publicación QUE PUEDAS CUMPLIR. No siempre más es mejor, lo más importante es ser constantes y apostar por fidelizar a tus usuarios con contenido de valor.

        Podrás delimitar frecuencias por herramientas, por ejemplo:

        • Meta: 3 publicaciones semanales.
        • Blog: publicación semanal de post.
        • Newsletter: envío mensual.

        6.       ¿Qué contenidos quieres generar para potenciar tu marca?

        Llegamos al punto más creativo, donde tienes que exprimirte al máximo para generar ideas creativas, que conquisten a tus usuarios, pero sobre todo que le aporten VALOR y ENTRETENIMIENTO.

        • Meta: publicaciones de entretenimiento + contenido práctico. Formatos:  reels, carrusel, e imagen única.
        • Blog: temáticas por servicios, editoriales, monográficos, entrevistas, transcripción de podcast, dudas recurrentes, testimonios…

        La importancia del contenido relevante y valioso

        El contenido relevante y valioso no solo atrae a los usuarios, sino que también establece la credibilidad y potencia los valores de marca de una empresa. Al proporcionar información relevante y de valor para los usuarios, la marca transmite confianza y adquiere veracidad.

        Para ello, la creación de un plan de contenidos efectivo implica comprender a fondo a la audiencia objetivo, sus necesidades y deseos.

        Pero estamos en 2024 y no podemos ni debemos olvidarnos del entretenimiento, ya que el 50% de los usuarios en redes declaran que su objetivo es entretenerse ¹.

        Si tu contenido no es capaz de entretener a tu audiencia, sufrirás el «swipe-up»

        Por qué necesitas un plan de contenidos para tu empresa

        La pregunta que muchos empresarios se hacen es: ¿realmente necesito un plan de contenidos? La respuesta es un rotundo sí, y aquí te explicamos por qué.

        Construcción de autoridad y confianza

        Un plan de contenidos bien ejecutado no solo aumenta la visibilidad, sino que también mejora la forma en la que los usuarios te perciben. Construye la autoridad y confianza de tu empresa, y al proporcionar información valiosa y relevante, te conviertes en una fuente de referencia en tu industria, lo que puede resultar en relaciones a largo plazo con clientes y colaboradores.

        Diferenciación de la competencia

        En un mercado saturado, destacar entre la competencia es crucial. Un plan de contenidos te permite destacar mediante la creación de contenido único y valioso. Al abordar las necesidades específicas de tu audiencia, te diferencias y te posicionas como líder en tu sector.

        Y aquí te dejamos otro consejito: En tiempos de IA, crea tu Plan de contenidos desde la autenticidad. De nada 😉​

        Alineación con el viaje del cliente

        Un plan de contenidos bien estructurado puede guiar a acompañar a los usuarios en lo que los marketers llamamos, su «customer journey». Desde la conciencia hasta la consideración y la conversión, el contenido creado de manera específica y estratégicamente distribuido por y para cada fase, puede influir en las decisiones de compra y fortalecer la fidelidad del cliente.

        Ahorro de tiempo

        Un plan de contenidos es sin duda una forma muy efectiva de potenciar tu marca ahorrando tiempo. Creación de contenidos en masa, con material orientado a tus necesidades, y, sobre todo, cumpliendo las exigencias de tu público objetivo.

        Una buena planificación será siempre una forma de ahorrar tiempo generando un contenido de vital importancia.

        Crear los contenidos de tu marca conlleva un acto de planificación estratégica.

        Incluso los contenidos en tiempo real tipo live, se planifican y enfocan de manera estratégica, aunque tú percibas cierto nivel de improvisación. 

        En conclusión, un plan de contenidos no es solo una tendencia en el marketing digital; es una necesidad imperativa para las empresas que buscan sobresalir y potenciar su marca frente a la competencia. Desde el análisis, el planteamiento de objetivos y distribución de contenido, cada paso es crucial para construir una presencia digital dirigida al éxito de tu negocio.

        En Pisto, ya sabemos que esto es una necesidad vital de nuestros clientes. Es más, hay un antes y un después en la consecución de objetivos entre aquellos clientes que planifican sus contenidos a medio plazo, y aquellos que van improvisando aquí y allá semanalmente. No digamos entre aquellos que se dejan acompañar por profesionales como nosotros o quienes los crean sin mucho criterio de mensaje, formato y creatividad.

        Si te interesa saber cómo creamos y utilizamos los planes de contenidos en las estrategias de nuestros clientes, puedes ponerte en contacto con nosotros y te ayudaremos a conectar con tu comunidad y posicionar tu marca a otro nivel.

        ¿Hablamos?

        ¹ Estudio OurWorldInData.org sobre redes sociales.

        ¿Quieres ver más artículos?

        Categorías

        Deja tu comentario

        Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *