Queremos conocerte mejor

    y estos datos nos ayudarán

    Sí, he leído y acepto la política de privacidad
    Sí, acepto recibir novedades de Pisto

      Queremos conocerte mejor
      Paso 1/2

      Queremos conocerte mejor
      Paso 2/2
      Sí, he leído y acepto la política de privacidad
      Sí, acepto recibir novedades de Pisto

      [contact-form-7 404 "No encontrado"]

        Sí, he leído y acepto la política de privacidad
        Sí, acepto recibir novedades de Pisto

        blog-destacado2

        Es una de las preguntas más recurrentes en el mundo del marketing, y es que todas las empresas anhelan ocupar las mejores posiciones en las búsquedas de Google, pero… ¿Sabes realmente cómo conseguirlo? En el post de hoy vamos a contarte todas las novedades que afectan al posicionamiento de tu empresa y cómo conseguir mejorar dichos resultados. ¡Sigue leyendo!

        No tienes tu ficha de Google My Business bien configurada

        Es tu carta de presentación en el entorno Google, donde los usuarios verán tu información más esencial como horarios, página web, ubicación y reseñas.

        1. Tu ficha no está correctamente verificada: toda ubicación debe ser verificada por el método que tú elijas (SMS, llama, email…) Una vez que se haya verificado correctamente será visible.
        2. Has modificado recientemente la información de tu ficha: los cambios pueden influir en el algoritmo de Google, lo que afectará a los resultados de búsqueda. No obstante, esto solo afecta momentáneamente, por lo que rápidamente tendrás tu ficha bien configurada.
        3. Tu ficha ha sido suspendida: puede ocurrir por contenido inapropiado, ser una empresa falsa o contener información poco veraz.

        No estás trabajando bien tus palabras claves

        Asegúrate de que trabajas el posicionamiento SEO (Search Engine Optimization) con las palabras clave adecuadas. Usa descripciones asociadas a tus productos y servicios que se relacionen directamente con las búsquedas que hacen tus clientes potenciales en Google.

        Para descubrir cómo te buscan tus clientes puedes recurrir al planificador de palabras clave de Google Ads o bien a herramientas externas como Semrush. Recuerda que el posicionamiento orgánico podrás trabajarlo en muchos espacios dentro de tu web: descripciones, título, etiquetas y sobre todo en tu BLOG.

        A nivel de búsqueda local, la info de tu ficha de Google My business también debe contar con las palabras clave para optimizar los resultados. Google muestra tu empresa por geolocalización y será más sencillo que tu perfil aparezca a clientes potenciales de la zona si has posicionado adecuadamente tus keywords.

        No tienes una buena web

        Tu página web es tu negocio online, es decir, un entorno digital que debería reflejar a la perfección tu filosofía, tus productos y servicios, y que esté diseñada y estructurada como le gusta a Google.

        Y es que así es, Google premia con su posicionamiento y visibilidad a aquellas páginas web bien desarrolladas que cumplen los aspectos técnicos y de contenidos.

        Algunos de los fallos más comunes que encontramos a la hora de posicionar webs en Google son:

        1. Tu web no ha sido indexada por Google, y por eso es muy probable que no aparezca en los motores de búsqueda. Para asegurarte de que tu sitio esté siendo indexado, verifica que tu sitio tenga un archivo robots.txt, que permita a los motores de búsqueda acceder a tu sitio. Además, verifica que tus páginas no estén bloqueadas por el archivo robots.txt.
        2. Falta de optimización para motores de búsqueda (SEO): Si tu sitio web no está bien optimizado para los motores de búsqueda, es posible que Google no lo esté indexando correctamente. Debes asegurarte de que tu sitio web tenga un contenido relevante, de calidad, y que esté optimizado para las palabras clave que deseas posicionar. Además, es importante tener una estructura clara y fácil de navegar para los usuarios y para los motores de búsqueda.
        3. Problemas técnicos: Puede haber algunos problemas técnicos que estén impidiendo que Google indexe tu sitio web. Revisa que no haya errores en tus páginas, como páginas rotas, problemas de carga, o problemas de navegación. También asegúrate de que tu sitio web esté actualizado y tenga una estructura amigable para los motores de búsqueda.

        Otros motivos que aún no conocías

        Tu empresa es muy nueva: Si tu empresa es nueva, es posible que Google aún no haya indexado tu sitio web. En este caso, es importante esperar un poco más de tiempo y seguir trabajando en la optimización de tu sitio para que los motores de búsqueda lo indexen correctamente.

        ¿Cómo mejorar tu visibilidad en Google?

        Además de las propuestas individuales que hemos comentado en cada bloque, existen recursos que pueden ayudar a mejorar la visibilidad de tu web:

        1. Trabaja contenido de calidad: igual de importante es pensar en Google que pensar en el usuario. Un buen contenido dentro de tu web te ayudará a conseguir mayor tasa de permanencia cada vez que entren a tu web y reducir así la tasa de rebote. Dos indicadores clave en el tráfico de tu web.
        2. Consigue backlinks hacia tu sitio web: son enlaces que apuntan hacia tu página desde otros sitios web. Los backlinks de calidad pueden ayudar a mejorar la visibilidad de tu empresa en Google. Busca oportunidades para obtener backlinks de sitios web relevantes y de calidad en tu industria, como blogs, medios de comunicación y directorios empresariales.
        3. Apuesta por la publicidad en Google: La publicidad en Google, como Google Ads, puede ser una estrategia efectiva para aumentar la visibilidad de tu empresa en los resultados de búsqueda de Google. Puedes crear anuncios en diferentes formatos, y mostrarlos a usuarios que estén buscando productos o servicios relacionados con tu empresa.
        4. Redes sociales: Las redes sociales pueden ayudar a aumentar la visibilidad de tu empresa en Google. Crea perfiles de empresa en las principales redes sociales, como Facebook, Twitter, Instagram y LinkedIn, y asegúrate de compartir contenido relevante y de calidad con tus seguidores. Además, puedes utilizar la publicidad en redes sociales para llegar a una audiencia más amplia y aumentar la visibilidad de tu empresa.

        Ahora ya tienes todas las claves para conseguir que tu empresa quede bien posicionada en el mejor escaparate que existe, ¡internet!.

        ¿Quieres ver más artículos?

        Categorías

        Deja tu comentario

        Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *